La personalidad del hombre determina por anticipado la media de su posible fortuna.


la-personalidad-del-hombre-determina-por-anticipado-media-de-su-posible-fortuna
arthur schopenhauerpersonalidaddelhombredeterminaporanticipadomediadesuposiblefortunala personalidadpersonalidad deldel hombrehombre determinadetermina poranticipado lala mediamedia dede susu posibleposible fortunala personalidad delpersonalidad del hombredel hombre determinahombre determina pordetermina por anticipadopor anticipado laanticipado la mediala media demedia de sude su posiblesu posible fortunala personalidad del hombrepersonalidad del hombre determinadel hombre determina porhombre determina por anticipadodetermina por anticipado lapor anticipado la mediaanticipado la media dela media de sumedia de su posiblede su posible fortunala personalidad del hombre determinapersonalidad del hombre determina pordel hombre determina por anticipadohombre determina por anticipado ladetermina por anticipado la mediapor anticipado la media deanticipado la media de sula media de su posiblemedia de su posible fortuna

La igualdad biológica no es pues posible. Pero tampoco lo es la igualdad social: no es posible la igualdad del poder político ¿Por qué, mediante la imposición progresiva, se hace pagar a unos hasta un porcentaje diez veces superior al de otros por la mismUn individuo que dedique cuatro horas y media diarias a ver la televisión es muy posible que posea unas pautas de actividad cerebral muy diferentes de las de alguien que dedique cuatro horas y media a leer. Diferentes zonas del cerebro se estimulan de manEs la fortuna, no la sabiduría, la que gobierna la vida del hombre.Por fortuna, el hombre no es capaz más que de una cierta medida de infelicidadNo hagas estima de ti por tu apersonamiento físico o los bienes que la fortuna te deparó, sino por tu prestancia moral o los bienes del alma.El árbol bien cultivado se conoce por sus frutos, y el corazón del hombre por la expresión de sus pensamientos.