Aquellos que eran inferiores a todos, están ahora por encima de todos, y por eso se afirma que el mundo se ha vuelto patas arriba.


aquellos-eran-inferiores-a-todos-án-ahora-por-encima-de-todos-y-por-eso-se-afirma-el-mundo-se-ha-vuelto-patas-arriba
mao zedongaquelloseraninferiorestodosestnahoraporencimadeesoseafirmaelmundohavueltopatasarribaaquellos queque eraneran inferioresestán ahoraahora porencima dede todosy poreso sese afirmaafirma queque elel mundomundo sese haha vueltovuelto pataspatas arribaaquellos que eranque eran inferioresinferiores a todosestán ahora porahora por encimapor encima deencima de todosy por esopor eso seeso se afirmase afirma queafirma que elque el mundoel mundo semundo se hase ha vueltoha vuelto patasvuelto patas arribaaquellos que eran inferioreseran inferiores a todosestán ahora por encimaahora por encima depor encima de todosy por eso sepor eso se afirmaeso se afirma quese afirma que elafirma que el mundoque el mundo seel mundo se hamundo se ha vueltose ha vuelto patasha vuelto patas arribaque eran inferiores a todosestán ahora por encima deahora por encima de todosy por eso se afirmapor eso se afirma queeso se afirma que else afirma que el mundoafirma que el mundo seque el mundo se hael mundo se ha vueltomundo se ha vuelto patasse ha vuelto patas arriba

No somos elegidos por Dios, sino por el electorado, por lo tanto, buscamos el diálogo con todos aquellos que ponen esfuerzo en esta democracia.La democracia constituye necesariamente un despotismo, por cuanto establece un poder ejecutivo contrario a la voluntad general. Siendo posible que todos decidan contra uno cuya opinión pueda diferir, la voluntad de todos no es por tanto la de todos, lo cuSi el dinero va por delante, todos los caminos están abiertos.Son nuestros enemigos todos aquellos que están confabulados con el imperialismo: los caudillos militares, los burócratas, la burguesía compradora, la clase de los grandes terratenientes y el sector reaccionario de la intelectualidad subordinada a todos elLa verdad es como la luna: aunque algunos se empeñen en poseerla para sí, ésta siempre estará por encima de ellos y a la vista de todos.La fortuna se mueve aprisa, y casi todos los hombres despacio. Por eso tan pocos la alcanzan.